miércoles, 14 de abril de 2010

Y encima de todo… Bloggerchorra! *


Resulta que yo laburo en un lugar donde el famoso Sistema se cuelga. Y mucho.


Chocolateporla me dirán, el Sistema tiene la picardía de colgarse en todos lados. Bueno, pero el caso es que también se cuelga en mi laburo, y me da tiempo para… no, mejor dicho: tengo tanto tiempo al vicio que me pongo a recorrer sus casas de papel virtual poniéndome semi-al-día de la parte bloggeril de sus vidas. No, comentar no puedo, aunque me muera de ganas de hacerlo!!


Ñañitas del Sistema, vió.


Resulta que el sábado, el muy guachito estuvo disfrutando particularmente del jueguito del ahorcado: la colgadsez duró tanto tanto, pero TANTO, que en un momento pensé que se me habían acabado los timbres para tocar.

Pero no. Hay puertas que, más allá de sus cartelitos “Se Vende”, “Se Alquila”, o “Clausurado por el Departamento de Salud Aunque el Propietario Diga lo Contrario”, aún esconden cosas bellas que el dueño no pudo llevarse consigo en la mudanza o el desalojo.


Una de ellas es la entrada al mundo pendulero de mi colega Germán; ésa fue la última casa que tuvo antes de meterse de ocupa en el ático de la Galaxia. No me quejo eh? Cada tanto me ayuda a abrir frascos o matar arañas.


Yo pasé por su Pendulandia medio de casua, medio de intriga. Un sábado cualquiera, alrededor de la época en la que empecé a joderle la vida comentando, el pibe nos contaba que su proyecto tesístico era un soundscape, una composición de arte sonoro. Y después, debido a los insistentes pedidos, se decidió a publicarlo en el blog.


O sea, el tipo le metió grillos. Y benteveos. Y otros sonidos varios que combinados quedaban una joyita, vea. O escuche, mejor dicho.


En nuestro segundo o tercer diálogo comentaril, que transcurrió durante un mes de abril, Ger recibía su licenciatura de la misma ¿carrera? que yo estaba peleando, y significó para mí la ruptura de una Leyenda Urbana bastante jodida entre los que transitamos los enpanfletados pasillos de la Escuelita:


Uno se podía recibir de esa profesión que, cual cheboli del Abasto, tiene una entrada así de grande pero ninguna salida.


Como no soy su mamá ni su agendita Pascualina, no sé cuando se recibió exactamente mi coworker. Pero teniendo en cuenta los comentarios, fue durante la primer quincena de ese abril de 2008.

Se están cumpliendo dos años de aquellos momentos; de la entrada de Ger al mundo de los licenciados-que-no-están-laburando-de-lo-suyo (al que yo me uniría año y medio después)… y también dos años de amistad miti virtual, miti personal, pero amistad al fin.


En conmemoración de eso, y también porque no se me cae una idea de un tiempo a esta parte, me pongo en modo BLOGGERCHORRA y les regalo (sin pedir autorización de ningún tipo a su dueño), esa pieza de Composición Sonora.


Está la posibilidad de que Ger lea esto, deje su viola a un lado y me busque con el puño levantado y gritándome insultos corteses, a su manera. Mah sí!! Lo que hiciste merece la pena volver Y escucharse.**

Pueden escucharlo desde acá mismo, a su trabajo. Pero también les recomiendo pasar por la entrada original ACÁ, así leen los consejos que él mismo ofrece para escucharlo de la mejor manera.

Digo, en estos días está lloviendo y las mañanas están fresquitas. Da para aprovecharlo, no?








*El título iba a ser algo como “Lanzan nuevo término inservible: el bloggerchorrerismo”… pero ya no iba a ser un robo común y corriente, y yo con los Grandes no me meto!


** Cuestiones técnicas que tienen que ver con la antigüedad del post a chorear por mí, hicieron que Ger se enterara antes y él mismo me ofreciera el código html para publicar su tesis por acá. Se lo tomó bien, por suerte, hasta le pareció un lindo gesto. Al final, ni robar bien puedo...!

4 comentarios:

La ex Rubia dijo...

Tocando blogs muertos? Necrofilia de blogs!

;)

El Gaucho Santillán dijo...

Mirà vos!! Usarè el termino!!!


Buena y sesuda reflexiòn, sin dudas.

Saludos

Nick dijo...

Estos pajaritos están re locos, la una de la mañana y siguen cantando!!!

Muy buen laburo, congrats.

Recuerdo que cuando terminamos el secundario un amigo dijo "Ya dejamos de ser estudiantes, ahora somos desocupados" en el caso de los licenciados ocurre algo parecido.

El Gaucho Santillán dijo...

bueno, dale. escribìte algo. (o afanàlo, dale!)