viernes, 29 de octubre de 2010

(R) espetó

A ver. Todo bien. Pero no entiendo.

No entiendo por qué si querés que te respeten, que respeten tu luto, tu dolor justificado, tus ganas de estar triste... termines puteando al que te está puteando porque no te respetan, ni respetan tu luto, tu dolor justificado, tus ganas de estar triste.

Te dicen, ponéle, "no podés, hijo de puta". Y vos respondés "no, pará, vos no podés, hijo de puta".

Más allá de todo, después de todo, al fin y al cabo, esencialmente: no estás devolviendo el respeto que pedís y que, por supuesto, te corresponde.

No lo devolvés porque no lo recibiste, me dirás.

A ver. Todo bien. Pero después de todo, al fin y al cabo, esencialmente: ¿ése no será nuestro gran problema?

...Tal vez sí lo entiendo. Pero, en realidad, no lo quisiera entender. 


Esto fue escrito en caliente hace dos días, entre censos y lutos. Lo publiqué en la red social, y fue muy satisfactorio escuchar distintas opiniones al respecto. Hay gente que comentó y que nunca ví en mi vida, a otros los conozco hace un tiempo. Cada uno de ellos planteó lo que había interpretado de forma correcta y educada. Nadie espetó, respetaron. Me alegró saber que me rodeo de gente así. Y si aún, después de dos días, lo plasmo acá en mi blog, es porque esa alegría no alcanza para sobreponerme a la tristeza de seguir observando tanta, pero tantísima virulencia, polaridades, oposiciones extremistas.

Si sos Blanco todos los blancos te aplauden el comentario, te festejan el discurso, te alientan a seguir blanqueando las paredes. Lo último estaría bien si no fuera porque, si sos Gris, ese Blanco te putea por tibio, poco comprometido, por negarte a ver la realidad, que es ÉSTA, la blanca, mirá la pared, es blanca! Y bueno, si sos Negro el Gris te entiende por la mitad mientras vos intentás salpicarlo un poco a ver si se decide, y el Blanco (obvio) te putea por Negro.

Y viceversa, no? El Blanco, el Negro y el Gris hacen lo mismo.

Podrías decirme que lo anterior es una forma demasiado simplista y hasta ignorante de plantear nuestra realidad. Y yo estaría de acuerdo con vos, es más, suelo rechazar tales reducciones de las cosas a plantearlas en términos de blanco-gris-negro.

Pero, desde hace un tiempo ya, ESO es lo que veo. Un cuadro que solía tener colores, y ahora está fotocopiado.

Un país River-Boca, con la violencia que conlleva... me cuesta horrores.

jueves, 14 de octubre de 2010

Taxi Libre

Madrugada del 11 de octubre, DonTacho comienza un diálogo con ella, media cuadra antes de estacionar

Ella: ...Sí sí, acá nomás es...

DonTacho: (frenando el taxímetro) ...¿Entonces es debajo de esta luz, en esta puerta, donde te puedo dejar una flor?

Ella: (risa nerviosa, entregando 20 pesos)

DonTacho: (sonrisa confiada, devolviendo 5 pesos) ¿Y a nombre de quién dejo esa flor?

Ella: (recibiendo la plata, con una zapatilla pisando el cordón de la vereda, sonriendo) Esteeeemm, *Inserte nombre falso aquí*

DonTacho: (acomodando el cosito de las monedas) Bueno, *Nombre falso*... y no va a haber nadie que me reclame o se enoje por dejarte esa flor?

Ella: (abriendo la puerta) Naaaa...

(Silencio melancólico, mirada perdida en un punto lejano, agolpamiento de recuerdos, deseos, nostalgias, quisiera que estés aquí... dura varios días para ella, para él apenas tres microsegundos)

DonTacho: (casi en un susurro inentendible) ...Y qué flor podría dejarte, *Nombre Falso*?

Ella: (cerrando la puerta despacito, sonríe).


* Creo que el nombre fue Carolina.

domingo, 3 de octubre de 2010

Sentido

Ahora entiendo, querido amigo, por qué nos pasa lo que nos pasa. Lo leí por casualidad, en un lugar estúpido y sin razón alguna. Parecía esperarme, queriendo descubrirlo:

LOS CAMARONES TIENEN EL CORAZÓN EN LA CABEZA.



sábado, 25 de septiembre de 2010

Un sueño (1)


Hay una casa de vidrio azul trasparente, al borde de un precipicio. Yo me acerco y golpeo despacito: no es de vidrio, es de plástico irrompible azul. Adentro duermen el alba los de la vida cómoda, vos ingeniero, la familia contenta en una camioneta. Sonríen, prueban a ver si funciona. EN mi interior, sé que si me animo, entro sin problemas, pero no tengo ganas por el momento.

Miro desde afuera, y mientras observo amanece. Estoy apenas vestida, como si me hubieran arrancado de la cama. Encuentro ese pantalón de siempre tirado por ahí. Al otro lado de la casa hay un río manso, pero que cae al precipicio también. Asombra que no haya nada de corriente o ruido, ni siquiera cuando se precipita al vacío. Allá abajo, el paisaje más hermoso que te puedas imaginar. Yo pienso en las cercanías del Cañon del Colca, vos tal vez pienses otra cosa.

Por encima del río manso pasa un helicóptero. Alguien tuvo un accidente y pide ayuda parado en medio del agua, que apenas le tapa los tobillos, a pesar de parecer profundo, muy profundo. Lo encamillan y se lo llevan. Yo me acerco a ver qué sucede del otro lado del lecho.

Ya estuve ahí, de hecho estuve anoche ahí. De un lado la Universidad, el edificio viejo, el Hospital que aún no sé si es el de Niños, o el Borda, o qué. En un costado los buscas de siempre, celebrando, bailando a la luz de un fogón, sentados, fumando, volando. Otros tocan percusión, todos escuchan. En otro lado están los que no tienen donde ir, o tal vez son los mismos. Duermen acurrucados contra la pared del efidicio, esa que nadie ve, la que encontrás cuando das toda una vuelta que, casi nunca, te animás a dar. Ahí mismo están también los que buscan ropa, los que la cambian, la trocan e intercambian entre sí. Pero esto último es lo que veo cuando se hace de día, cuando vuelvo.

Más allá, en otro extremo, sigo escuchando voces, gritos, aplausos y tambores. Ya es de mañana, el cielo es de un celeste irritante y todavía hace frío. Aquí han seguido toda la noche y todo el día. Estás vos, y ella también, no sé que hacen en el mismo lugar. Creo que ella está sorprendida. En realidad son muchos, algunos sobre un ring improvisado, otros entre el público. Improvisan y no, porque todo están vestidos exactamente iguales. La nariz roja resalta sobre la camiseta gris, y el verde pasto, verde loro. Quieren que suba, que me pinte o que me vista pero digo que estoy de paso.

Y vuelvo despacito hacia la casa de plástico azul.


Ahora necesitaría la ayuda de Igor, que me diga qué número vendría a ser éste. Y donde y cuando lo soñé :)

lunes, 20 de septiembre de 2010

Retornos


Tatareando esta murguita la encontré
se escondía, vergonzosa, en su vestido de
percal,
entre cocos y palmeras, atardeceres de primera,
y fritangas de guitarras en el mar.

Yo temblaba por el pulso del reloj
pero tantos caracoles me frenaron el andar
las estrellas me guiñaban que pensara mi
destino
como un páramo de lunas y de sal.


Hay un árbol de papayas
y una hamaca paraguaya
esperándome en la orilla de aquel pueblo
Y una linda muchachita con las manos en la
arena
que me piensa mientras yo sigo mi vuelo.


Qué daría por hacerla sonreír
por cantarle en las fogatas de escolleras pa'
olvidar
que el camino ha sido otro, que en mi espalda
la mochila
se encabrona y no me quiere abandonar.

Sin embargo, de a poquito, me entregué
a latidos bien jugados me ha ganado el corazón
es por eso que ya he vuelto, y aterrizo en
aquel puerto
pa´cambiar mi camino por el altar


Hay un árbol de papayas
y una hamaca paraguaya
esperándome en la orilla de aquel pueblo
Y una linda muchachita con las manos en la
arena
que me piensa mientras yo sigo mi vuelo


* No hay vuelta Cuervo; siempre tenés una hermosa imagen para ayudarme a compartir :)


lunes, 14 de junio de 2010

(Pausa)



Día de estrellas rotas en el techo,

día de ríos grises, salados.



Hay plomo en los pies, las manos se escarchan.




Un día de abrazos que no llenan
y besos del desconsuelo.



Día de ruidos fuertes.
Y ningún significado.

viernes, 11 de junio de 2010

Los Siete Mundiales. Parte 1..


En el '86 casi no tenía memoria. Apenas comenzaba a establecer las conexiones neuronales necesarias para que mi cerebro empezara a pulsar la tecla O REC. Creo que, en casa, estaban más ocupados en dormir las pocas horas que mi recién nacido hermano les dejaba, y en atender los berrinches de la hinchapelotas de tres años.
Hay una foto, de la instamatic: Nico de dos meses en su cuna, con la remera y el logo alusivo. Fuera de la imagen debo haber estado yo, con una remera cedida por un tío, la pancita asomándome debajo del "Argentina '78".


Para el '90, mi cassette mental ya estaba corriendo. Recuerdo el paseo a la Isla de Los Patos, un domingo típico de otoño, frío y soleado. En fila todos los scouts, y delante nosotros, los más pequeños: curiosamente, a los pininos nos decían las "alitas", un apodo que me pondrían de casualidad una década después.
Puente Santa Fe, Avenida Castro Barros (ojo, crucen de la mano!) y subir por Zapiola. Todos volviendo de la excursión, y cantando a viva voz una canción que yo escuchaba por primera vez, que me resultaba extremadamente original y que se me pegaría por el resto de mi vida: "Vamo' vamo', Argentina. vamo' vamo' a ganar, que esta banda... quilombera... no te deja-notedejadealentaaar"... Ese día, también, recibiría mi primera banderita celeste y blanca de plástico.
Recuerdo también las caminatas a la Coca, de la mano de mi tío Pablo, el de la remera. Todo para cambiar los dibujos de la cuadrada mascota por la oportunidad de meter la mano en un buzón y sacar tapitas con letras. Yo probé, saqué la U. La U era la facilonga. Llegamos a formar quince veces la palabra MUDIAL 90. Y la fucking N nunca salía. Ni siquiera cuando intenté "falsificarla" sobre la A con una Sylvapen negra.
Tengo amigos que recuerdan ese Mundial con mayor nitidez, especialmente la famosa canción. Toda emoción, y sentimiento, esa canción. Nunca registré la canción. Pucha, lo mejor en composición musical, y yo vengo a acordarme de la insulso tipito dibujado sobre papel cuadriculado.


El '94 es una nebulosa. La "worcupusa" y el bendito perro símil Pluto que apareció en cuanto producto comestible se comprara en casa. Y en el mundo, supongo.
Dos cosas: primera vez que escucho la palabra doping, que sería keyword obligada de todos los noticieros, programas deportivos, análisis, columnas, diarios, y reportes radiofónicos por meses. Y el triunfo de Brasil, los festejos en las calles de Rio de Janeiro, una columna inmensa de gente verdeamarela gritando y mi mamá suspirando resignada y diciéndome: "Mirá, ellos son los que más veces han ganado".
Tres cosas, mejor dicho: a partir de ese año, Brasil ganaría un lugar en mi cabeza como alguien con quien sí o sí hay que competir. Y al que hay que tenerle un poco de miedo...


¿Y vos? ¿Donde estabas?


viernes, 28 de mayo de 2010

Entre la Rabia y la Ternura

Me enteré anoche, casi casi hoy. Mi colega y ex compañera de tesis me habló rayando la medianoche, para decirme algo que de algún modo ella misma intuía y que, no se cómo, yo venía teniendo en la cabeza durante todo el día.

Justo ayer hacía una lista mental de las compras que quería hacer en la feria franca, este sábado en Alta Córdoba o este martes en mi propia plaza, la de los burros. Mientras anotaba verduras y mandarinas con las neuronas recordé aquella otra feria, la de calle Rondeau en Nueva Córdoba, la de los miércoles. La que tuvo que soportar mis flashes, mis posturas, mis pedidos por “córrase un poquito señora, así me sale bien el pescadero fileteando la merluza”; la que me serviría para aquel práctico-composición-tema: “El trabajo” enmarcado en 13x8 y pies de fotos explicativos.

Justo ayer se me complicaba leer una memory card en mi computadora, y me demoraba el trámite de revivir en mi pantalla una noche de hace noches, de ésas lindas que perduran entre boinas y cervezas y la Smowing sonando de fondo.

Justo ayer, la frustración me llevaba a mascullar que la puta tecnología, que antes no importaba esperar por meses hasta tener la plata, y que ir al revelado, y que la espera de un par de días más… y que ahora la locura del me apuras, la necesidad retinal de tener nuestra vida en modo casi-multáneo a vivirla.

Justo ayer admiraba, en éste álbum, los colores de los platos y las flores de las casas de Granada, y en aquél, las pequeñas callecitas empedradas que siguen huellas de amigos trotamundos. Y pensé en las excusas que quisiera poner para cargar nuevamente la mochila, y leí la mejor de todas en un amigo colombiano para cargar y llevar, también, otros rollos que no sean los espirituales.

Justo ayer me daba cuenta de mi inercia de meses, la que comenzó una vez que nuestros amigos se dieron el gusto de tirarnos cuanto elemento asqueroso tuvieran en su haber, y que continúa al día de hoy porque la desmotivación se enrosca en forma de casa-celda.

Y por eso, justo ayer rumiaba de qué lindo retomar alguna vieja costumbre, algún hobby fallido, algo que tenga que ver con clicks o fijadores, algo para hacer con vos, por qué no.

Algo que escape de la Jaula y vuele libre.

Me enteré anoche, entre la rabia y la ternura. Una de las personas que ayudan a romper cárceles, que deslizan en tus manos la llave del candado, no está más.

Y entre la rabia y la ternura escribo esto, esperando verle pasar por arriba de mi cabeza. Por encima de los barrotes.


miércoles, 14 de abril de 2010

Y encima de todo… Bloggerchorra! *


Resulta que yo laburo en un lugar donde el famoso Sistema se cuelga. Y mucho.


Chocolateporla me dirán, el Sistema tiene la picardía de colgarse en todos lados. Bueno, pero el caso es que también se cuelga en mi laburo, y me da tiempo para… no, mejor dicho: tengo tanto tiempo al vicio que me pongo a recorrer sus casas de papel virtual poniéndome semi-al-día de la parte bloggeril de sus vidas. No, comentar no puedo, aunque me muera de ganas de hacerlo!!


Ñañitas del Sistema, vió.


Resulta que el sábado, el muy guachito estuvo disfrutando particularmente del jueguito del ahorcado: la colgadsez duró tanto tanto, pero TANTO, que en un momento pensé que se me habían acabado los timbres para tocar.

Pero no. Hay puertas que, más allá de sus cartelitos “Se Vende”, “Se Alquila”, o “Clausurado por el Departamento de Salud Aunque el Propietario Diga lo Contrario”, aún esconden cosas bellas que el dueño no pudo llevarse consigo en la mudanza o el desalojo.


Una de ellas es la entrada al mundo pendulero de mi colega Germán; ésa fue la última casa que tuvo antes de meterse de ocupa en el ático de la Galaxia. No me quejo eh? Cada tanto me ayuda a abrir frascos o matar arañas.


Yo pasé por su Pendulandia medio de casua, medio de intriga. Un sábado cualquiera, alrededor de la época en la que empecé a joderle la vida comentando, el pibe nos contaba que su proyecto tesístico era un soundscape, una composición de arte sonoro. Y después, debido a los insistentes pedidos, se decidió a publicarlo en el blog.


O sea, el tipo le metió grillos. Y benteveos. Y otros sonidos varios que combinados quedaban una joyita, vea. O escuche, mejor dicho.


En nuestro segundo o tercer diálogo comentaril, que transcurrió durante un mes de abril, Ger recibía su licenciatura de la misma ¿carrera? que yo estaba peleando, y significó para mí la ruptura de una Leyenda Urbana bastante jodida entre los que transitamos los enpanfletados pasillos de la Escuelita:


Uno se podía recibir de esa profesión que, cual cheboli del Abasto, tiene una entrada así de grande pero ninguna salida.


Como no soy su mamá ni su agendita Pascualina, no sé cuando se recibió exactamente mi coworker. Pero teniendo en cuenta los comentarios, fue durante la primer quincena de ese abril de 2008.

Se están cumpliendo dos años de aquellos momentos; de la entrada de Ger al mundo de los licenciados-que-no-están-laburando-de-lo-suyo (al que yo me uniría año y medio después)… y también dos años de amistad miti virtual, miti personal, pero amistad al fin.


En conmemoración de eso, y también porque no se me cae una idea de un tiempo a esta parte, me pongo en modo BLOGGERCHORRA y les regalo (sin pedir autorización de ningún tipo a su dueño), esa pieza de Composición Sonora.


Está la posibilidad de que Ger lea esto, deje su viola a un lado y me busque con el puño levantado y gritándome insultos corteses, a su manera. Mah sí!! Lo que hiciste merece la pena volver Y escucharse.**

Pueden escucharlo desde acá mismo, a su trabajo. Pero también les recomiendo pasar por la entrada original ACÁ, así leen los consejos que él mismo ofrece para escucharlo de la mejor manera.

Digo, en estos días está lloviendo y las mañanas están fresquitas. Da para aprovecharlo, no?








*El título iba a ser algo como “Lanzan nuevo término inservible: el bloggerchorrerismo”… pero ya no iba a ser un robo común y corriente, y yo con los Grandes no me meto!


** Cuestiones técnicas que tienen que ver con la antigüedad del post a chorear por mí, hicieron que Ger se enterara antes y él mismo me ofreciera el código html para publicar su tesis por acá. Se lo tomó bien, por suerte, hasta le pareció un lindo gesto. Al final, ni robar bien puedo...!

domingo, 4 de abril de 2010

Remodelaciones


Tengo dos amores invadiendo mi cuerpo, y yo pensaba que lo debilitaban.


Uno se asoma en mi garganta, me hace llorar y sorber lágrimas

pero me permite cantar.

El otro vive bajo mis uñas: no me deja plantar semillas

y no puedo enterrar las raíces,


pero acepta que tome un lápiz y escriba,

y escribiendo y describiendo las estrellas que nos prometí,

éstos me dejan tranquila, ellos me dejan dormir,

mientras lentamente nos vamos para arriba,

esperando el final, con calma desesperaciòn...




miércoles, 31 de marzo de 2010

Ico Manco – Chapter 5 – Échale la culpa a Zulemita


-¿Por qué tan contento Casio? ¿Las chicas te despertaron hoy cantando una canción nueva? (*1)

-Nada de eso. No estoy contento por nada en particular. Estoy contento porque estoy contento. Creo que estoy contento por la contentura en mi interior. Y como nadie puede sacarla de ahí, creo que mi contentura es libre e independiente; la contentura misma.


Tal despliegue de filosofía zen hubiera atolondrado las neuronas del caballo, excitándolas al nivel rojo, es decir, a la categoría DEBATE ó POLÉMICA EN EL BAR. Nada más lejano, sin embargo. Ico quedó como extasiado, pero no en un éxtasis de arpista (*2). Directamente quedó con cara de bobo y tres cucharadas de chichicuilote pálido.


La razón de la mueca no era ni surmenage ni súbita iluminación. El desencadenante de todo eso se desarrollaba a unos 100 metros: Zulemita Tramontina, la yegua del Dr. Finkelmann, había llegado al establo de Ico. Y claro, se imaginarán que caballos monjes hay pocos y la historia no transcurre en un convento.


Así es que 2,35 + 2,35 es 4,70, y este ídolo de masas se nos enamoró. Ahora bien, el fanático ferviente de esta saga, y que ya conoce la línea general de los capítulos, ya estará pensando que quien escribe estas letras tiene un cactus seco en el pecho. ¿Es enamorarse un defecto? ¡No! ¡Por supuesto que no! Lo digno de ser contado aquí son los intentos desplegados por Ico para llamar la atención de su amada. ¡Incluso pretendió ser hombre!


Veamos; intento 1: No sólo afinó su instrumento, sino que también lo tocó. Y, para esta ocasión, se aprendió una balada de Ricardo Arjona. Eligió a este artista porque, según oyó una vez en una conversación entre jinetes, “a sus recitales concurre cada yegua…”. Caballo con oído atento, anda con ventaja, dice el dicho.


Respuesta: La nada misma.


Intento 2: Una noche en la que los grillos cantaban y los murciélagos danzaban en la ciega noche, Ico esperó a que pasara la Zule. Cuando quedaron frente a frente, Ico extendió su boca dibujando la sonrisa más grande que un caballo haya alguna vez mostrado. Y desde el hueco mismo de su dentadura, lenta y tímidamente, fue saliendo una margarita (Ico practicó este truco durante dos horas, hasta que se le acalambró la lengua).


Respuesta: “¡Santo cielo, nunca había visto un fenómeno tan desagradable!”


Si bien Ico nunca se caracterizó por rendirse fácilmente, se vio bastante desmoralizado, simplemente porque no entendía la lógica tras las reacciones de la equina. Sencillamente no la comprendía.


Así es que decidió cortar por lo sano y hablar directamente con alguien calificado.


-A la yegua no le gusta el olor a caballo. Ya está lista para ser humana en su próxima encarnación, así es que ya no le atrae tu olor – sentenció la consejera espiritual de la yegua (un puddle, también propiedad de Mr. Finkelmann).


Frente a esto se constituyó el Intento 3: Ico dejóse bañar. No sólo una vez. ¡Dos veces! Y hasta se dejó poner perfume (Intento 4).


¿Cuál fue la respuesta a este intento desesperado de Ico? La nada misma. Como aquella misma nada que hay entre varios puntos. Miren: ……………..


Intento 5: Ico robóle sus gafas, un sombrerete y los zapatos a uno de los jinetes mientras este último, inocente, se bañaba. Quería parecerse lo más posible a un hombre.


La respuesta fue: Risas. Más hiriente que la nada misma.


Y así, con un 60 % de resignación y un 40% de agua, afirmó Ico frente a los oídos testigos de Casito (Casiopeíto es muy largo): “Caballo nací y, como mucho, Pegaso moriré”.


-Coincidimos amigo, – respondió el gato entre lamidas – uno puede pulirse, pero no torcer o negar su naturaleza.


Y, como en toda novela que se precie de tal, la Srita. Tramontina escuchó todo. Invéntense cómo, pero la cuestión es que la Zulema escuchó el diálogo entre Ico y Casiopeo (*3). Y sintió admiración. Y un deseo inconmensurable por Icarus (pueden leer AICARUS, para darle un toque anglosajón).


Pero ya era tarde. Ico se hallaba muy entretenido tocando un silbato polifónico que encajaba justo en su hendidura dental.


No era el momento para este amor.


Para cada cosa su tiempo. Quizás, en otra vida. Quién sabe.


______________________________________________


(*1) Por chicas entiéndase a las pulgas en el lomo de Casiopeo. La cuerda de sopranos, más específicamente. Si no se entiende, leer el capítulo 4.


(*2) Si no se entiende, leer el capítulo 1.


(*3) La posibilidad de que Zulemita Tramontina sea clarividente, es una jugosa y entretenida posibilidad.

martes, 23 de marzo de 2010

Ico Manco – Chapter 4 – Tu amistad amortigua mis pulgas

Casiopeo es el mejor amigo de Ico y, como tal, puede dormir al lado de nuestro protagonista. Eso indica un grado de amistad. Tan fuerte es su lazo que incluso comparten la misma familia de pulgas. Son algo así como un reservorio conjunto de pulgas del mismo linaje. Y su sentido solidario es tan grande que es Casiopeo quien le rasca la pulgosidad a Ico.

Juntos filosofan sobre la vida, sobre las cosas. Generalmente abordan asuntos pequeños. Una vez quisieron desentrañar los secretos del sol, fusionando sus mentes, buscando generar una “simbiosis metonímica pensamental”. Pero se cansaron mucho: la mente equina y la gatuna no funcionan de la misma forma.

Desde ese día, se ocuparon de otras cosas: por qué hay que saltar vallas, por qué Casiopeo cae parado siempre, etc. Con respecto a esto último, una vez hicieron un experimento: Con la supervisación de Ico, Casio intentó caer deliberadamente de espaldas de un árbol; pero no hubo éxito. Siempre, siempre, aunque fuera a dos milímetros del suelo, su gatunidad daba un giro repentino y caía sobre sus cuatro patas.

Ese dilema les llevó mucho tiempo. Primero pensaron que quizás era la Tierra la que se daba vuelta y por eso la voluntad de Casiopeo nada podía hacer. Pero, por último, llegaron a una conclusión más racional. Probablemente las pulgas del cuerpo del gato, al ver peligrar sus vidas, soplaban todas hacia el mismo punto cardinal, haciendo que éste girara estrepitosamente, aún contra su libre albedrío.

- Las pulgas han de tener unos pulmones muy potentes. Deben ser buenas cantantes - reflexionó Ico en un atardecer, frente a la mirada apacible y escrutadora de Casio. –Tener huéspedes así es todo un honor. Desde hoy procuraré no bañarme más – concluyó el equinoáceo. Casio, por su parte, no tan extremista, sólo evita mojarse cuando hay lluvia o cuando pretenden aguarlo contra su voluntad. Probablemente sea esa la razón por la cual a los gatos no les gusta ni la lluvia ni que los mojen. Sólo acceden a lavarse ellos mismos, porque antes esperan que las pulgas se corran de lugar.

Pero, de todas formas, esto no es un tratado sobre pulgas. Es preciso que observen la siguiente foto:




Observen la posición de los amortiguadores. ¿No les parece raro? ¿Saben por qué están así, inclinados? Es para lograr lo que se llama "Suspensión Progresiva". Aquí tienen una explicación de cómo funciona esto, yo transcribo simplemente un pedacito:



(Suspensión progresiva) “significa que con los mismos elementos (aceite, pistón del amortiguador, resorte, posición del amortiguador, etc.) se logra hacer que la suspensión sea más dura a medida que se comprime.
Una de las formas de lograrlo es “inclinar (que tiendan hacia la horizontalidad) los amortiguadores. De esta forma se tendrá una suspensión progresiva que permitirá al carro pasar los brincos con suavidad y a la vez será lo suficientemente rígida para prevenir que el chasis vuelque en las curvas.”


¿Saben de dónde se sacó la idea para el diseño de este tipo de amortiguadores? ¡Exacto! De las patas chuecas de Ico. Tres estudiantes de diseño industrial daneses, con el apoyo económico del gobierno de su país, estuvieron un año estudiando la doble chuequera del caballo en cuestión para finalmente patentar un sistema de amortiguación para cuatriciclos que maximizara sus posibilidades al máximo.

Gracias a la forma en que los vectores de fuerza se alinean, anulan y complementan en las chuequeras de Icarus, nuestro amigo tiene una capacidad de salto y amortiguación fastuosa. Esto mismo le permitió saltar un obstáculo de 3 metros de alto. Como muchos saben, el record oficial pertenece a Huaso, que saltó 2,47m. Bueno, Ico saltó 3 metros, pero en un entrenamiento del cual sólo Casiopeo fue testigo. Y dado que siempre ha admirado a su tío segundo (el Huaso mismo), nunca ha querido mostrarle a los humanos lo que sus patas pueden hacer.


Nuestro héroe, símbolo de nobleza y fraternidad pulguística, pensamiento iluminado y humildad.


Brindemos por él con alguna bebida bien fría. Y porque esta humedad cordobesa nos está matando…

martes, 16 de marzo de 2010

Ico Manco - Chapter 3: Tu mirada tiene ese no-sé-qué

Uy, casi tiro la valla, se cae, no se cae…No, uff! No puedo perder mi record. Vamoss, ¡op! Una menos; vamos, a 70 grados derecha está aquella otra, y más allá ese pequeño vado… Después de ganar, voy a ir donde está ese chico con ese sanguchazo, a ver si me tira algo. No estaré despeinado, ¿no? Ahí hay una ventana... a ver…no, todo bien.


Al momento de competir, su pensamiento va a la velocidad de un tren bala. En realidad, es tan rápido, que hasta diríamos que no piensa nada; pero sí. Deberíamos profundizar diciendo que nada no es lo mismo que el vacío, donde todo existe en potencia y de donde todo surge, pero aparentando la nada. Y mientras tratan de comprender eso, Manco ya ganó la competencia y se halla festejando.


No suele errar, no suele perderse. Nunca. Es como si memorizara los circuitos; como si contara con un gps equino en su tercer ojo.


Si bien su andar no es el más elegante, su precisión a la hora de trazar su recorrido es pasmosa. Tiene un sentido de las bisectrices, de los ángulos, de las diagonales y hasta de los sostenidos y los bemoles increíble. No desafina su rumbo, haya truenos, nieve, o lluvia ácida. El telebeam queda como un chiche para principiantes frente al instinto satelital de Ico.


Tal cualidad podría adjudicársele a su jinete o amazona, pero no radica ahí la cosa. Ico Manco ha cambiado de jinete unas 15 veces, y no todos eran brillantes. Si bien los manuales de monta desaconsejan categóricamente cambiar seguido de jinete (a excepción del manual de Peppe Le Pipps, “Esa yegua es mía”), en el caso que estamos tratando no ha supuesto ninguna diferencia.


La única vez que nuestro amigo hizo una mala performance fue a modo de protesta porque le habían comprado heno de mala calidad. Y salió segundo.


¿Dónde radica su capacidad? ¿Cuál es la papa? En su ojo, mis amigos. Su globo ocular derecho se encuentra levemente corrido hacia un costado. Sí, es levemente bizco. Eso explica que, de pequeño, le llamaran Bizcoch-Ico.


¡Cuán sabia La Mamma Natureza, que ha dotado a nuestro amigo de una característica que, a primera vista (qüec) parece un defecto: esa bolita ocular corrida le otorga a Ico una visión panorámica mayor que la de sus semejantes. Más bien diríamos absoluta: Puede ver a 360 grados.


“Neo es un muerto” le comentó Ico a su amigo Casiopeo, luego de ver la película Matrix. “¡Yo puedo esquivar moscas desde cualquier ángulo! ¡Y sin tener que usar ningún sobretodo ridículo!”


Cabe aclarar, que por este ojito travieso, el que anda con olor a muerto suele ser nuestro amigo. Se imaginarán que, cuando Ico ve al encargado de bañarlo viniendo por detrás, sale corriendo, altivo, impregnando así todo el campo con su salvaje aroma.


Y aunque en esta década pareciera que está de moda ser bizco, a no confundirse. La fama de nuestro Ico precedió a la de cierta ave que no puede volar (llámese pingüino). De Manco a esta parte, todos los bizcos son meros imitadores.


¡Todos!




¡Vos también!

lunes, 8 de marzo de 2010

Ico Manco – Chapter 2: Un secreto es develado (la ventana en tu sonrisa)

Icarus-de-flaier-jors suele evadir sonreír en público, pero hete aquí que cuando toca su música, queda al descubierto su desdentado secreto: nuestro amigo carece de una pieza dentaria en el centro mismo de su boca*, dibujándose así un hueco del tamaño de Gran Bretaña. Hay quien jura incluso que, en las noches de cuarto menguante, durante los intervalos en que las cigarras callan, puede verse a través de ese buraco su danzante campanilla. Así es que nuestro amigo es un reverendo desdentado (y es lo único que tiene de reverendo, a decir verdad).

Los potrillos miran con admiración al macho éste ya que descubren en él que se puede ser exitoso, aún sin ser perfecto (o por lo menos sin ser bucalmente prístino).

Verlo correr en competiciones de 100 metros llanos es una experiencia más que particular. Como consecuencia de algún subfenómeno que la Física Orgánica tiene problemas en determinar, por el espacio vacío en su boca sale un sonido que durante mucho tiempo fue inclasificable. Le decían, “el zumbido ese”. Sin embargo, en una ocasión, asistió a una de las carreras un aborigen australiano, invitado por el Sindicato de Aborígenes que Usan Tinturas Naturales para Adornarse la Piel (SAUTNAP). En dicha ocasión, dijo el compadre: “Ese animal ronca como el didgeridoo trunco de las costas mediterráneas de mi tierra”. Y desde ese momento, todos supieron que sería más simple no tratar de darle un nombre a ESO que salía de las fauces del equino.

A su vez, se comenta que el huequito dental en cuestión le otorga a Icarus una significativa ventaja frente a sus adversarios a la hora de saltar en las competiciones. La interpretación final y unánime de los científicos fue que, por dicho hueco, nuestro amigo puede incorporar más oxígeno que sus rivales, haciendo que sus músculos tengan un mayor rendimiento.

Varias controversias ha despertado esta conclusión, ya que los caballos sólo respiran por la nariz (¿alguien ha visto alguna vez competir a un caballo resfriado?). Pero, aún así, los científicos se resguardan diciendo que se trata de una ANOMALÍA EXTRAÑA Y CURIOSAMENTE BENEFICIOSA. Ya saben, son esas categorías conceptuales adonde entran las barritas de azufre, la curación de empacho mediante metro y tantas otras cosas.

Cuando salió un informe de perito dando a luz este detalle, los contrincantes presentaron un recurso en la Justicia, para que se le hiciera un implante-tapa-agujeros a Ico. Afortunadamente, la medida no prosperó: las Sociedades Protectoras de Animales esgrimieron el Artículo 53, Inciso a), que nadie tiene muy en claro, pero que en resumen, dice que es cruel y perjudicial para el animalillo que le sea implantado un elemento artificial y externo a su naturaleza.

Imprímase o postéese.

Y así se hizo. Les consta, ¿eh?



Velen, todos los derechos y torcidos reservados.


_______________________________________________________
*Según Richard Thompson Talbott, el agujero se encuentra en uno de los laterales, aunque no especifica cuál. Ferdinando Stratalonna, por su parte, indica en su libro "Caballito, caballito" que el hueco está del lado izquierdo, pero dos páginas más adelante, afirma que se encuentra del lado derecho.



Qué manera de robar!

Increíble que estemos actualizando tan seguido. Bueno, para los parámetros de este blo', vió?

Hoy me gustaría probar la gran Seleccione y hacer un resumen de la semana, con comentarios pertinaces, referencias históricas, alguna que otra filosa ironía y, de darme el conocimiento enciclopédico, una detallada concatenación de sucesos que culmine en algo emocionante y visceral.

Quisiera también encontrar algún link para comenzar un Neslu Pilas... u ofrecerles alguna canción de ésas que te erizan los pelitos de ahí.

Quisiera haber vivido la peor tragedia de amor durante el fin de semana para comenzar hoy con algo escrito salido desde el fondo, el fondito mismo.

O haber pasado por las casas de todos ustedes, las reales y las virtuales, para tomarnos unos mates, o ligar alguna que otra cerveza gratis, empaparme de esas formas tan de ustedes de decir las cosas, contagiarme de las buenas, y regalarles un post re punch y mordaz. O mínimo, hacer acá un recuento de lo mejor de ustedes.

Pero no, hoy no, loco. ¿Falta de tiempo? No tanto. ¿De ganas? Algo así.
Falta de la tuerca que - paradójicamente- te ayuda a ser algo más que un robotito.

Así que hoy va dibujo. Tampoco de la calidad de éstos de acá, pero no me disculpo.

Y mientras ustedes siguen acá y allá, voy a buscar las llaves debajo de los felpudos, y les irrumpiré la propiedad. Y me actualizaré con los mails. Y te pasaré eso que me pediste hace un montón que te pase. Y charlaré con vos a través del teclado. Y...

...nada, demasiadas promesas juntas para un lunes. :D







lunes, 1 de marzo de 2010

Ico Manco – Chapter 1: Acercamiento inicial

Sus vasos, castigadores, convierten al aire en música.

Líneas multicolores se dibujan mientras sacude su angulosa cabeza.

Es Ico Manco, el único caso conocido de caballo punk que toca el arpa criolla (el arpa original, ¿vio?). Su currículum vitae indica que su profesión es saltador de vallas a nivel profesional (y eventual velocista), pero su deleite artístico-libidinal está puesto en las cuerdas de su celestial instrumento.

Cuando quiere expresar su furia frente a un mundo que no le comprende, simplemente toca su instrumento absolutamente desafinado (puedo asegurarles que no es grato oír “El vuelo del moscardón” a la punk en un instrumento desafinado).

Sin embargo, si se encuentra embelesado por el avistamiento de alguna yegüita alegre, puede llegar a afinar el arpa. Pero en dichos casos, no toca. Se queda extático, observando su arma musical con feroz intensidad. Este comportamiento ha hecho que florezcan múltiples versiones acerca de este espécimen animal, alimentando leyendas, mitos y numerosos y variados chistes verdes.

Uno de los relatos más repetidos en su entorno afirma que cuando Icarus (tal su nombre real) se encuentra saltando vallas, su arpa sigue ejecutando notas solo. Una vez una vaca pudo ser testigo de este fenómeno. Aparentemente, cuando nuestro héroe realizaba un buen salto, el arpa ejecutaba un do, mientras que en caso de fallo, podía oírse claramente un fa#.

Tratose de constatar lo afirmado por la vaca mediante la presencia de escribano público, pero esta mostró ningún interés en abrir la boca siquiera. Es claro que los abogados y notarios no son de su agrado.

Desde las gradas humanas, muchas cosas se han oído acerca de Ico Manco. Podríamos resumirlas en una sola frase: “¡Que cabaio flaiero!”. ¿Lo es tanto? Estén atentos.



Esta es una representación de Ico Manco canalizada por la artista trascendental Velen, luego de una meditación de ocho horas seguidas. Para lograr una conexión adecuada, realizó un ayuno a base de jugo de palta durante una semana.

viernes, 26 de febrero de 2010

¡Se acerca la fecha!

Próximamente se cumplirá un año desde el primer post en Galaxius Cammaronae, más específicamente el [PELMAZO, BUSCÁ LA FECHA ASÍ HACÉS UN POST COMO LA GENTE].

Y para festejar, abandonaré mi ostracismo hablándoles de un singular personaje. Sepan ustedes que Antón Cantoná no es el único ilustre animal que nuestra ciudad ha dado. En este caso, nos centraremos en un equinofaceo: se trata de Ico Manco. Estén atentos.

Serán seis pequeñas entregas. Sí, 6, al igual que Lost (o Laast, para aquellos con pretensiones multilingüistas). Sólo que, en este caso, no tendrán que pasar por humillantes horas de sometimiento a la curiosidad, euforia y posterior frustración. Frustración de una y sin costos burocráticos nos parece más noble y sincero.

Una entrega semanal. Así, si se dan cuenta de que no les interesa para nada, no tendrán que esperar 5 años de sus vidas para enterarse. No puedo ofrecerles nada más justo.

Los saluda,

El instigador fundacional oficial de Galaxia de Camarones,

El-Ger

jueves, 25 de febrero de 2010

Pre-estreno de miércoles! Pero ya es jueves, bueno, juguemos a que es miércoles...


Mucha ausencia mucha ausencia sí sí, ya sé... es que nos avivamos hace dos días que el blgosglobglosg está cumpliendo 1 añete de existencia! Entonces estamos con esto de barrer, sacudir polvo, pasar Blem, inflar "blogbos", correr los muebles y pedir sillas prestadas a los vecinos para celebrarlo como corresponde!!

En realidad debería ser doble festejo ya que el blog abrió primero como pa' que no nos matanguearan el nombre, pero el primer post post-a vino un poquillo después...

...pero acá lo tenemos al Ger que, cual tío huraño, es complicado sacarlo del ático e invitarlo al baile (chicas, ashúdenme, a mí ya no me hace caso!)... y yo algo ocupadita porque (permítanme un modesto regodeo) tengo laburo tengo laburo tengo laburo.... aunque todavía no ví un mango por lo que no tengo plata no tengo plata no tengo plata....

...así que va a ser algo tranqui. Es más, si pueden traer las gaseosas y los cassettes con los temas del momento, se los agradecería mucho.

Mientras, y como para que no se aburran (o se sigan aburriendo, ustedes eligen), los dejo con más de mis verdaderas aventuras que son UFFF!, de divertidas...! Un festín para los ojos, mire.

HOY: Ay que cla que te cla...sificotextoseninglésdediferentescuentasyanquis!




martes, 9 de febrero de 2010

Once años






















(DE LAS COSAS QUE CREIAS NO SABER...)

Son repasos
-dolorosos?-
De mis vidas anteriores;
Recordar las existencias,
Revivir esas miserias
Que entre cuervos anidaban
Decididas a acabarme
Con pastillas, con cuchillos,
Y con sogas, con pistolas
En mi frente, con reflejos
-destellantes?- De la muerte...

Me buscabas y ahí no estaba.
Revisá profundamente
Hubo llama y hubo fuego
Que salieron como tinta y como
Infierno,
Como miles de millones
De luceros
Con la fuerza de las olas de los
Mares
Como siglos de certezas y....

No pares,
No te detengas,
No escuchaba más que eso
En mi cabeza
Con el alma aún herida
Las espinas la sangraban
Era un río,
Mi tristeza que pasaba ya al olvido
Y crecía otro cimiento,
Yo escribía, cien ampollas
En mis dedos incansables,
-mucho ruido-,
Era un caos
De miedos, feroz espanto
Que comían cada luna
De esas noches
De verano....................

Hoy releo
Esa vida tan lejana
Que nació como un febrero
De miradas
Hacia adentro, hacia uno
Que se encuentra con el mundo
Sin querer
O tal vez queriendo...

Es dificil de explicarte
Corazón, ya no hay respuestas
que ocultarte;
Yo pensé que lo sabías,
Esas partes
Tenebrosas
De mis días
Cuando, niña, me dejaba
convencer;

Ahora yo te digo cariño
No te engaño cuando pido
Por tu alma, con mi rezo
Por tu vida, por un beso
De tus labios,
Sos sincero; no entendías
Que la inercia me rondaba
En esos días...

Pero ahora no me encuentra
Se ha perdido entre mis hojas
Y mis letras,
Inmortal en esta tierra, inmortal
Para tus ojos....
Esa soy yo
Ya sin vueltas
Sos sincero; no entendías,
Que tu amor es lo que
-ahora y siempre-
me inspira....


*Gracias a cuervo de Ataché (compren!) por haber creado una imagen que creí coherente con mis palabrejas

miércoles, 3 de febrero de 2010

Desintoxicaciones en horizontal


Hoy la suerte me ha aplastado algunos pasos y de pronto escaparme no es opción; hay cadenas que no entiendo desde cuándo me pusieron, a quiénes pertenecieron antes y porqué las tengo yo.... Me lastiman los tobillos y no puedo caminar, ojalá encontrara a alguien que pudiera sostenerme, enseñarme que volar ya no es difícil, que caer no es doloroso, que aletear otra vez es renacer... que no hay lágrimas tan solas en el cielo, que la lluvia y el amor comparten lejos la tristeza de las almas, que mi vida y que su vida son dos partes de ese mundo que miraba (encantada) -desde lejos- hace un tiempo....


Son las cosas más urgentes las que pueden postergarse... y las cosas inmediatas, lo más lindo para ver,... espontáneas, las que salen de la punta de los dedos magullados, las que tiemblan como cuerdas de guitarra... las palabras no son tontas, siempre encuentran la salida, nunca quedan en la nada, sólo esperan que aparezca un sentimiento.... Ahora ruego que me busque de este lado, que me encuentre con las alas desplegadas, que se aferre de mis manos y las libre de la muerte, que me mire como al sol, (aunque ahora yo no brille) que se saque esas promesas de la mente...


Reinventar es la palabra, reinventar ese pasado, revivirlo en el presente, rescatarlo en un futuro... Necesito gente atenta de mis dudas, tengo ganas de cortarme las cadenas, no me importa cual historia se transgreda, sólo busco liberarme de lo que me está apresando... Sea lo que sea......


Y los amaneceres navegan –húmedos- en una botella....